jueves, octubre 01, 2009

Se reedita por fin la Suor Angelica de Ricciarelli


RCA edita por fin en CD la Suor Angelica de Puccini con Katia Ricciarelli y Fiorenza Cossotto, dirigidas por Bruno Bartoletti en 1973. Bah, nada sólo 36 años después.

Desde que llevo escuchando ópera y leyendo libros SIEMPRE me habían puesto esta Angelica como una de referencia. Pero era imposible encontrar una grabación, así que me lo tenía que creer. Además, también siempre aparecía (junto a una Luisa Miller) como grabación modélica de la Ricciarelli antes de caer en los excesos que llenaron el resto de su carrera de registros un tanto (o un mucho) grotescos.

Pero nada, que estaba descatalogada en vinilo y no editada en cd, así que me tenía que creer lo que los eruditos estudiosos en el tema me decían. Pero como uno cuando lee un libro de referencias discográficas de ópera ya sabe al momento de qué pie cojea el autor, hasta que no la escuchara no me lo creería.

Mientras, RCA seguía publicando mil ediciones nuevas de las mismas óperas de siempre (¿cuántas veces habrán reeditado el Trovador o la Tosca de Plácido con Leontyne?).

Hace unos años un amigo me pasó una grabación del vinilo trasladado a CD y por fin pude escuchar la tan famosa Suor Angelica. Bueno, me quedé un poco así porque yo esperaba algo supermaravilloso y sí, está muy bien, pero no es para tanto.

Más que nada porque la dirección de Bartoletti me resultó lenta y pesada. Le faltaba el punto de pasión, la locura que lleva a la monja a suicidarse (huy, he contado el final). Eso sí, todos los parabienes se los lleva la bellísima voz de Katia Ricciarelli, espléndida y moviéndose de maravilla por todo el registro. Conmovedora sin necesidad de excesos interpretativos. A su lado, una imponente Cossotto que ya sabemos cómo se ponía cuando se ponía.



Hace mucho tiempo que no escucho ese disco, pero ahora me ha picado el gusanillo y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, lo mismo esta tarde le doy un repaso.


Ahora sólo queda que los de RCA me reediten de una puñetera vez la Thaïs de Anna Moffo, Bacquier y Carreras.

2 comentarios:

  1. Razón que tienes, Mocho: ¡qué bien que canta el aria! Relamente conmovedora.

    Recuerdo que en los tempranos 90´le sacaban el cuero a la Ricciarelli, la ponían a parir. Yo asentía sin saber demasiado de ella hasta que un colega del etatro me pasó viejas grabaciones suyas. En esas grabaciones es un placer como canta.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta Suor Angelica. La tenía en vinilo y también la esperaba en CD. Este verano finalmente encontré el CD.
    Cierto, he tenido una pequeña decepción y seguramente tienes razón en lo de Bartoletti. Le falta la pasión de Pappano, por ejemplo, pero vocalmente es inmejorable.
    La Ricciarelli buena, era buenísima

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin