jueves, septiembre 06, 2007

Pavarotti

Hoy tocaba hablar del nuevo producto de la Bartoli, MARIA, pero creo que es imperdonable no dedicar unas líneas a Pavarotti.

Luciano Pavarotti ha muerto esta madrugada de un cáncer de páncreas a los 71 años. No voy a empezar a soltar eso de que es uno de los últimos grandes tenores y que ya nos quedan pocos, etc etc. No. Mi reflexión de esta mañana es: se han empezado a ir los cantantes de ópera del boom discográfico de los 80/90, esos que son despreciados por vendidos a las casas de discos, que son anatemizados por hacer macroconciertos, por organizar circos tipo Los Tres Tenores o por cantar con estrellas del pop. No era un cantante de la generación de los de después de la guerra. Pavarotti es de los de hace dos días, como quien dice.

Vi a Pavarotti en directo en dos recitales en Madrid: estuvo glorioso (con todas las letras) a principios de los 90 en el Auditorio Nacional (y a pesar del maleducadísimo público de invitados de sociedad que se ponían a aplaudir y gritar en cuanto subía un poco) y muy mal hace muy pocos años en el Teatro Real, ya sin fuerzas ni brillo en la voz.

Me imagino que todos los que lo pusieron a parir en las últimas dos décadas hoy se desharán en elogios sobre él. Yo no, para eso están las grabaciones que ha dejado.

Mis pavafavoritos:

- Care selve de la Atalanta de Händel, descargable aquí.





- Su Nemorino en L'Elisir d'amore.
- Su primer duque de Mantua del Rigoletto con la Sutherland
- El Calaf de la Turandot con Caballé en San Francisco
- La Turandot de Mehta
- El primer concierto de Los Tres Tenores

- Y, por supuesto y por encima de todas, su Rodolfo de La Bohème.



Vaya verano: Sills, Crespin, Pavarotti.

Cecilia, guapa, te esperas un poquito.

7 comentarios:

  1. Javi Garcia6/9/07 11:01

    Que triste noticia, la muerte del gran tenor que acercó la ópera al gran público. ¡Descanse en paz!
    A todos sus fans, os recomiendo su última biografía (además escrita por un amigo suyo, Roger Alier). Yo la leí en verano y ahora me alegro mucho. El libro se llama 'PAVAROTTI'. Os paso en lace de donde lo compré yo http://www.robinbook.com/buscaraux.asp?ISBN=84-96222-49-7

    Mi más sentido pésame a su familia, amigos y (cómo yo) seguidores.

    ResponderEliminar
  2. Una lástima.

    Además de gran tenor supo acercar algo que era lejano y elitista al público normal. Supo volver a hacer de la ópera lo que nunca dejó de ser: algo popular que divertía y entretenía a toda la sociedad, sin importar su origen ni condición.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre lamentaré haber rechazado una entrada para verlo, cuando vino al Maestranza en el 91, época de adolescente reaccionario en la que por estar en contra de las costumbres familires, pasaba de la ópera. Después llegó un Rigoletto de Kraus al que casi me obligaron a ir, y todo cambió, pero nunca me quitaré esta espinita con Don Luciano...

    ResponderEliminar
  4. Muy triste. Es cierto lo que dices de "la generación grabada". Afortunadamente para nosotros grabaron. Que les den a los plastas antidisco.
    A mí, aparte de la selección tan buena que has puesto, me encanta un recital suyo que grabó en el 68, creo que en cd está en la serie "classics recitals" de Decca; son ocho arias de Donizetti y Verdi y la voz es puro milagro.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tus comentarios. Hoy he llorado de verdad.

    ResponderEliminar
  6. el recital que dice salarino es la ostia, la ostia!!!, me voy a escucharlo ya mismito...

    ResponderEliminar
  7. Estoy ansioso esperando que pasen los días del luto oficial y nos hables de la Bartoli y su Maria.
    Pavarotti lo comprenderá, primero por ser de la misma discográfica que la Bartoli y segundo por que era todo corazón.
    Un beso muy grande para Pavarotti y a la Bartoli yo le tiraré un poquitín de las orejas, pero hablamos pasado el luto, ¿vale?

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin