lunes, febrero 17, 2014

Temporada de ópera 2014 2015 del Teatro Real de Madrid

 
Un año más se nos presenta en febrero la nueva temporada de ópera del Teatro Real de Madrid. Este año, la 2014/2015.

Bueno, ya la habían anticipado hace unos días algunos enteraíllos, con repartos y todo, así que muy de sorpresa no nos pilla. Se supone que está confeccionada con restos de Mortier y pinceladas de Matabosch. ¿Y qué nos encontramos? ¿Lo peor de cada casa quizás? Veamos título a título.


1. Le Nozze di Figaro de Mozart.
O sea, NO.
Tercera vez en 5 años que se programa la misma producción de Las Bodas De Fígaro.
Señores, MENUDA PESADEZ. Ya las vimos en 2009, en 2011 y ahora nos tocan en 2014. ¡Y para colmo en abono! Y si contamos que anteriormente se programó otras dos veces (aquella del 98 con Álvarez y Rey que parecía un decorado de Ikea y la del 2002/3 con Barbara Bonney y María José Moreno) lo de esta ópera ya es pasarse. Nononononó, eso se mete al final de temporada, en verano, como fuera de abono y a precios reducidos para atraer nuevos públicos y turistas, como hacen con la Turandot del Liceo de Barcelona, coño.
Sinceramente, me ha cabreado. No es que me parezca una burla a "ese ser llamado abonado", sino que es incomprensible racionalmente hablando. El reparto no me llama nada de nada.


2. La fille du régiment, de Donizetti.
Perezón.
Bien, un poco de belcanto. Mal, la producción está más vista que el tebeo, se ha paseado ya por muchos teatros y hay DVD y youtubes para aburrir. A mí particularmente La Hija Del Regimiento es un título que no me gusta, pero es que el Donizetti cómico y yo nos llevamos a matar. Pero vamos, ésta es una apreciación muy particular. Y ahora lo sorprendente: Marie es Natalie Dessay. ¿Eeeehhhh? ¿pero no había anunciado su retirada hace unos meses? Si ya la vimos pasarlas un poco putas en el Julio César del Met que pusieron en el cine. Morbo asegurado. Hay dos filles más:  Desirée Rancatore y Aleksandra Kurzak. De Tonio tenemos a Camarena y Siragusa. Y de marquesas a la Murray y la Podles. Toda la prensa está como loca anunciando el debut de Carmen Maura como la duquesa. Interesantísimo oiga.


3. Death in Venice, de Britten
Muy bien.
Recuperación de una coproducción con el Liceo que Mortier no quiso programar y de la que ya hablé aquí en este blog. A mí no me entra en el abono, pero afortunadamente ya la he visto. Muerte en Venecia es muy, muy recomendable. Ahora que me vengan los de la Cofradía de la Perpetua Indignación a decir que es una imposición del Poderoso Lobby Gay, jajajaja.


4. Roméo et Juliette, de Gounod
Bien.
Alagna y Yoncheva dirigidos por Plasson en el Romeo y Julieta de Gounod... en versión concierto. Oh, cielos, y encima sólo pilla en los abonos de estreno, el F y el de "Voces Del Real". Habrá tortas por las entradas. Imagino que intentaré conseguir alguna, si quedan baratillas.

 
5. Hänsel und Gretel, de Humperdinck.
¡Por fin!
Por fin veo programada esta obra en Madrid, que es un pedazo de operón aunque esté disfrazada de obra para niños. Alice Coote de Hänsel (biennnn) y Sylvia Schwartz  de Gretel. Bo Skhovus (uffff) de Peter y José Manuel Zapata como la bruja. Muchas ganas. Me echa para atrás: producción de Joan Font, de Els Comediants, con figurines de Agatha Ruiz de la Prada. Pero bueno, aguantaremos la agresión cromática.


6. El Público, de Sotelo
Puessss.
Estreno mundial, basado en una obra de Lorca. A saber.


7. La Traviata, de Verdi
¡Huyyyy!
¿No teníamos una muy apañada producción de La Traviata en el Real? Ah, que tiene ya casi diez años, nada nada, hay que producir otra. Concesión al gran público y mira, una traviata, que nunca viene mal. Espera... ¿Violetta...? ¿Patrizia Ciofi? ¿Quéeeee? Uf, menos mal, para este título tengo segundo reparto con... Irina Lungu. ¿Y ésta quién es? Ah, pues una rusa que está cantando ya en el met y la ROH. ¿Y el Alfredo? En el primer reparto Francesco Demuro (¿?) y en el segundo Antonio Gandía. Giorgio Germont serán Juan Jesús Rodríguez y Ángel Ódena. La sorpresa viene con el tercer reparto, sólo cuatro funciones con Ermonela Jaho, Teodoro Ilincái y... Leo Nucci. Vamos, para que los tifossi puedan gritar a base de bien. Tranquis, la última es fuera de abono.


8. Fidelio, de Beethoven
Estooo...
Con producción de La Fura del Baus. O sea, máquinas, figurantes colgados de cuerdas y cantantes subidos a cosas. Michael König de Fidelio y Adrianne Pieczonka de Leonore (¿ya está cantando este papel? cómo pasan los años). Puede ser interesante. A mí es una ópera en la que no me meto hasta el aria de soprano del final del primer acto, pero procuraré concentrarme más. A ver qué tal la orquesta.


9. Goyescas, de Granados + Gianni Schicchi, de Puccini
Bien.
Vale, Goyescas es una ópera que me gusta mucho. María Bayo me asusta un poco como Rosario, al tenor no lo conozco (es el que está cantando ahora Curro Vargas en la Zarzuela) ni al Paquiro. No mencionan qué mezzo hará la Pepa. Vaaale, no es una ópera al uso, es corta, el argumento es una birria y es "rara". Pero qué coño, a mí me mola. Plácido Domingo en el foso.
Programa doble con Gianni Schicchi. Revuelo mediático porque es la producción de la ópera de Los Ángeles que dirige Woody Allen. Con Domingo de barítono haciendo el papel principal, Maite Alberola (muy bien) de Lauretta y Albert Casals (a quien no conozco de Rinuccio). Elena Zilio, la Zita. Si se hace y, sobre todo, si se dirige bien, es una delicia de ópera.


10. La Ciudad De Las Mentiras, de Elena Mendoza.
Nuevo estreno mundial basado en relatos de Onetti. En siete días se despachan 5 funciones con reparto tan ignoto como Calaf. Nuevo misterio ya en pleno mes de julio.

 
En fin, considerando que si soy un poco complaciente conmigo mismo me interesan un mínimo de la mitad de óperas que me entran en el abono, lo renovaré. Lo que tengo claro es que ya no voy a renovar mi segunda butaca, la de mi ex, que he seguido manteniendo (y eso que me dejó en el año 2000, que se dice pronto) y que hasta el año pasado estuve vendiendo a un amigo y que este año me está costando dios y ayuda colocar.

Por tanto, si a alguien le interesa un abono para el Teatro Real de Madrid, turno B, en quinto piso, fila número cinco, butaca 26, centrada, visibilidad 99% (es buena) al módico precio de 467,40 €, que me lo haga saber ahora o que calle para siempre.

Pinchando en el nombre de cada título podrás ir a la página oficial del Teatro Real donde están todos los detalles de las óperas, los repartos y los demás datos artísticos. Y si quieres verlas todas en bloque, pincha aquí:


Bueno, yo creo que ya vale por hoy, ¿no?
¿Opiniones?

13 comentarios:

  1. ¡¡¡Moral!!! ¿Donde estás? ¿No puedes compatibilizar el auditorio con el Real??? De no ser por los "gremlins" me sacaba y el abono pa la Zarzuela de año que viene. Empezamos bien la era Matabosch

    ResponderEliminar
  2. Más o menos de acuerdo con tus apreciaciones, Mocho. Añado que lo que más me interesan son el Britten y el estreno de Sotelo. La de Humperdinck es una obra que adoro, pero no sé qué tal puede salir la interpretación. De Traviata paso en esas condiciones, por supuesto.

    Ah: ya empiezo a echar de menos a Mortier, aunque la idea de esas Nozze de saldo era precisamente suya. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. "Huyyyy" no es asi! es una onomatopeya y es "Uy" . Segun la RAE significa: para denotar dolor físico agudo, melindre o asombro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. huy.

      (Del lat. hui).

      1. interj. U. para denotar dolor físico agudo, melindre o asombro.

      También admitido por la RAE con H.
      De nada.

      Eliminar
  4. A mi me pasa igual. Tengo dos abonos que sigo renovando a pesar de que la zorra de mi exmujer ya no viene conmigo desde 2005. menos mal porque nunca la gustó. Yo no las vendo; las regalo a gente que le guste y siempre hay. Solidaridad entre divorciados.
    PD: Britten y Fidelio. Traviata también (hay llevaré a una churri ...)
    Abz

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu blog! Soy un joven principiante y te leo siempre

    ResponderEliminar
  6. La puesta en escena de La Traviata 2014 nada tiene que ver con lo que Verdi pensó para su obra. En la partitura y en la letra no hay solo beso en el primer acto. Alfredo le besa la mano a Violeta al despedirse. En el acto segundo viven en concubinato pero respetándose. Solo una cabeza calenturienta puede brindar una puesta en escena como la que se dio en el Real. ¡Basta! Felicitaciones a la gran soprano Angela Georghiu que se plantó ante los requerimientos del director de escena. Quería hacer una obra llena de sexo.Al fin una artista de verdad se niega a hacer lo que puede hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sabemos, don Sebastián, aún no la gan puesto

      Eliminar
  7. Anónimo3/9/14 18:50

    Que pasa con Patrizia Ciofi?

    ResponderEliminar
  8. ¿Pero lo del divorcio fue por culpa de la ópera o por otras razones? Y ustedes perdonen la indiscreción... Lo pregunto para no seguir forzando a mi mujer a ir, no vaya a ser que también me pida romper...

    Un saludete...

    ResponderEliminar
  9. Muy útil el repaso de la temporada, me ha ayudado bastante, 1000 gracias.

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin