viernes, octubre 10, 2008

Tiefland

Resulta que Marta era una niña que mendigaba por Barcelona con su mamá cieguita, que la mamá se lió con un señor cruel y borracho que las maltrataba a ambas. Cuando la cieguita murió, el borracho obligaba a la niña a bailar por los pueblos para sacar unas monedas. Fue así como, con 13 años, Marta fue vendida al terrateniente Sebastián, que se encaprichó de ella, a cambio de un molino. Ha pasado el tiempo y las cosas no le van bien a Sebastián. Para salvar sus deudas decide casar con una rica heredera, pero tiene que eliminar todo rastro de su pública relación con Marta. Para ello, obliga a la chica a casarse con Pedro, un sencillo pastor que vive en las montañas y jamás ha pisado el pueblo, las tierras bajas. Marta está horrorizada y odia a Pedro porque cree que se ha vendido por dinero. Se enfrenta a Sebastián, quien dice que a pesar de la boda seguirá siendo suya y que la misma noche de bodas irá a su dormitorio.



Las gentes del pueblo, mientras, chismorrean y se ríen del pastor. Pedro, ajeno a toda la historia, está encantado con el matrimonio y se ha enamorado de Marta nada más verla. Le cuenta una historia de cómo mató a un lobo sólo con sus manos. Marta, desconcertada, no quiere dormir junto a su marido ni con Sebastián tras la boda, lo que confunde a Pedro.
A la mañana siguiente Pedro está convencido de que había un hombre en el dormitorio y comunica a Nuri, una amiga de Marta, que no entiende a su mujer y que quiere dejarla y volver a las montañas. Marta se pone celosa de que su marido hable con otra mujer y la echa. Le confía toda su historia al viejo del lugar, que promete ayudarla pero le dice que le tiene que contar todo a su marido. Pedro está enfadado con las burlas de la gente y con la actitud de Marta, y le dice que la va a dejar. Marta le provoca y le dice que lo engañó, que había un hombre la noche anterior. Pedro la hiere con un cuchillo pero ella se vuelve loquísima del potorro diciendo que nada le haría más feliz que morir por su mano. Finalmente se confiesan los dos enamorados el uno del otro



Llega Sebastián y obliga a Marta a bailar para el padre de su rica prometida. Ella obedece pero Pedro se enfrenta al amo y pelean, siendo reducido por los criados de Sebastián. El viejo del pueblo le dice a Sebastián que su boda con la rica heredera ha quedado suspendida porque le ha contado todo al padre. A Sebastián le da igual y decide aprovecharse de Marta ya sin miramientos. Intenta forzarla, ella grita y acude Pedro. Se produce una pelea. Pedro termina estrangulando a Sebastián al igual que hizo con el lobo y se va con Marta a las montañas, lejos de la maldad de la tierra baja.

¿Y luego hay quien se mete con el argumento del pobre Trovatore?

¡Anda ya!

El sábado, en el Liceu.

1 comentario:

  1. La trama de "Trovatore" es

    ¡I N F A M E!

    He intentado explicársela a mi hermano, que no frecuenta la ópera, y no pudo creer que se haya hecho una obra con esa acción dramática tan horrenda...

    Muchas óperas son entreveradas en su trama; sobre todo si se compara con el paupérrimo nivel de los guiones de las películas de hoy día, para poner un ejemplo, donde pasa poco y nada.

    ¿Tramas descojonantes en la ópera?:

    "Adriana Lecouvreur" (¿Qué demontres sucede con la famosa carta del acto primero y con la flor envenenada (!!) del final?).

    Ya se me ocurrirán otras...

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin