jueves, marzo 27, 2008

Y temporada del Liceo 2008 / 2009


Pues me parece a mí que muy poco voy a ir a Barcelona el año que viene.

No es que la temporada no sea interesante (que tampoco es como para tirar cohetes), sino que si me planteo cuáles de las óperas me merecen un viaje me quedo con un triste recuento: UNA.

¿Y eso?
Veamos lo que entra en mi turno de abono:


1. Ballet de Sao Paulo: Ni de coña.


2. Tiefland. Voy. Me gusta la ópera, es bastante infrecuente y tanto reparto como producción prometen.


3. Le nozze di Figaro. No. Qué pesadez. ¿Otra vez? Además, ya la ponen en el Real.



4. Simon Boccanegra. Me aburre. Paso.


5. L'incoronazione di Poppea. Aquí podría darme el punto e ir, pero lo veo difícil, es mucho gasto y ya la voy a ver al año siguiente en Madrid. Sin Kasarova, ya sé.


6. Nederlans Dans Theatre I. Qué manía de meternos ballet en los abonos, joder.


7. La cabeza del Bautista. Huy, un experiment.


8. Fidelio. Tiene el aliciente de la Mattila (qué curioso, hace unos años cuando se hablaba de esta mujer era para ponerla a caer de un burro y ahora es diva entre las divas). No sé.


9. Salomé. A ésta quizás vaya.


No me entran Los Maestros Cantores.

En fin, que estoy muy desanimado con la temporada barcelonina. Que sólo haya una ópera a la que tenga muchas ganas de ir me decepciona un poco.

Hala, a empezar a colocar entradas. Qué vida más dura.

Mira

Blog Widget by LinkWithin