miércoles, octubre 03, 2007

La zarzuela más birria


Se pueden hacer las cosas bien... y se pueden sacar chapuzas como la que comento.

Título: LA ZARZUELA + POP
Subtítulo: Los mejores artistas del pop interpretan temas de zarzuela.
Contenido: Toda una selección de "zarzuela maría" adaptada.
Intérpretes: Urrutia, Ana Belén, Martirio, Javier Álvarez, Lydia, Pasión Vega, Carmen París... etc.

Resultado: PENOSO.

Vaya por delante que apoyo las iniciativas orientadas a la adaptación, modificación y descuadriculación de las piezas musicales. Me gustan las escenografías iconoclastas y reconozco que disfruto malévolamente cuando los fanáticos inmovilistas se rasgan las vestiduras con cualquier obra de arte modificada. Pero siempre dentro de unos límites de calidad y coherencia.

Y en este disco la verdad es que se han lucido de lo aburrido, malo y roñoso que es.

Lo primero, el título, absolutamente falso: ¿ La zarzuela más pop ? ¿Pero de qué van? Si lo más cerca del pop que hay es la pobre LYDIA (aquel intento de proyecto de Laura MenoPausini a la española).

Sigue el reclamo publicitario: "los mejores artistas del pop interpretan..." ¿LOS MEJORES? ¿Pero de qué van?

No hay POP por ningún lado. Y sí mucho flamenquito buenrollito bastante asquerosito.


La cosa no empieza mal con las Coplas de Don Hilarión. Vale, aquí lo reconozco: Urrutia hace décadas que dejó de gustarme y su voz me resulta bastante repulsiva, pero es uno de los pocos que da el pego en este disco y sabe hacer suya la pieza.

Luego empieza el despiporre flamenqueril: Una serie de desconocidos artistas (al menos para mí) se despachan Mi Aldea, el Coro de Espigadoras, El pasacalle de Las Leandras, o el No Puede Ser, con resultados entre lo horrendo y lo directamente insoportable.

Entre medias lo más salvable: Ana Belén coge con gusto el Bella Enamorada. Lydia hace de Marinela una balada operaciontriúnfica. Un tal Rafael Basurto convierte el Por el humo se sabe en un bolero. Martirio, en su línea, se apropia de La del manojo de rosas. Serían las mejores adaptaciones, pero el pop sigue brillando por su ausencia.

Mención aparte para Javier Álvarez, que masacra sin piedad el Ay Ba, en lo que sería la mayor transgresión del disco. Lástima que acabe saliéndole una canción lenta y aburrida (aparte de que voz, lo que se dice voz, el chico no ha tenido nunca). Una vez más en su carrera buenas intenciones y pobres resultados.

Una versión de guitarra del fandango de Doña Francisquita y Pasión Vega en el tango de la Menegilda son los que más se pueden acercar al espíritu original de la zarzuela. La Vega tiene dejes que me recuerdan de tarde en tarde a Nati Mistral. Bien, pero no son adaptaciones.

Y la que no tiene perdón de Dios es Carmen París. Adapta la jota de La Dolores a su estilo perroflauta buenrollito rastafari oficial, que me resulta bastante horripilante, pero gustará a quienes la siguen. Con lo que no puedo es con la modificación de la letra para hacerla entre políticamente correcta y progre-reivindicativa: suprime la referencia religiosa y cambia "regiones" por "naciones" (qué picorrrrr).

Aragón la más airosa
es de España y sus naciones
porque aquí te sopla el cierzo
y aquí se canta la jota.

Ahí queda eso.

En fin. Una mierdadisco, francamente.

Mira

Blog Widget by LinkWithin