viernes, febrero 08, 2013

Temporada 2013 / 2014 del Teatro Real

Tempranera, que estamos a principios de febrero, pero un día después de que el Teatro de Trier presentara la suya, el Teatro Real de Madrid da a conocer un avance la que será su nueva temporada de ópera 2013-2014. Veamos qué nos trae.

1. El barbero de Sevilla, de Rossini

En la producción de Sagi ya conocida, con reparto de figurones conocidos en su casa a la hora de comer y un porrón de funciones para llevar a los amigos.

2. La conquista de Méjico, de Rihm

Mira, Méjicos, ¡como María José Cantudo! La verdad es que no tengo ni idea de qué va esto.

3. El elixir de amor, de Donizetti


Nueva producción (y van ya tres) del Teatro Real de una ópera que, salvo la furtiva lágrima, me aburre sobremanera. ¡Tres repartos para L'elisir d'amore! Interesantes Machaide, Tilling, Albelo, Jordi, Schrott...

4. La reina indiana, de Purcell


"Semiópera" de Purcell (o sea, ópera semidesnatada) que también desconozco, pero que imagino tendrá una musiquita muy agradable. A descubrir.

5. Tristán e Isolda, de Wagner


¿Urmana de Iseo? Uyuyuyuyuy. No sé qué tal será, porque no me entra en abono, así que...

6. Brokeback Mountain, de Wuorinen


Sí, poner "La Montaña Brokeback" queda putapénico (y ya traducir brokeback pueda dar lugar a jocosos comentarios). Estreno mundial basado en el relato corto de los vaqueros mariquitas de Annie Proulx, con libreto de ella misma. Ya verás tú como el teatro se convierte en un gran bar de ambiente. Editando, ante el revuelo que parece formar la palabra en un par de comentarios: señoras, señores, aquí el primer mariquita es el que escribe, es simplemente un toque de humor.

7. Alcestes, de Gluck


Vaaaale, Alceste. Una de las óperas más raras pero atrayentes para mí de todo el repertorio. Con la Antonacci. Muchas ganas.

8. Lorencín, de Wagner

 Lohengrin, vamos. Con dos repartos. ¿Me reconciliaré de una vez con la Schwanewilms? ¿Aplastará la Zajick a todos dejándolos KO? Porque me toca su reparto. Qué tensión.

9. Los cuentos de Hoffmann, de Offenbach


Es difícil conseguir una versión redonda de esta ópera porque todos tienen que estar a muy alto nivel para que funcione (e incluyo aquí la puesta en escena). Tenemos a la von Otter de Nicklausse pero... ¡El mozartiano Cutler de Hoffmann! ¿Podrá con él? Y las chicas... esto.... bueno, veremos.

10. Orfeo y Eurídice, de Gluck

Ópera ballet de Pina Bausch que... ay, no me entra en abono. Sólo tres funciones, ¿por? Mielda.

11. Dido y Eneas, de Purcell


Dos Wagner, dos Gluck, dos Purcell. Variadito, sí. En versión concierto, tampoco me entra en abono, una sola función. Y de Dido la Kermes, que es la que iba a cantar la cancelada Flauta Mágica este año y que es una tipa que va así como muy de "mira qué loca estoy".

12. Las vísperas sicilianas, de Verdi


Un solo Verdi esta temporada, y en versión de concierto. Se dice, se comenta, se rumorea, que Plácido Domingo puede ser el NN que aparece en el reparto, en otro de sus roles de barítono dominguero.

Y ya está, luego hay ballet (que no me interesa lo más mínimo) y conciertos de Domingo, la Schäfer, Zapata & amigos, Thomas Hampson, Susan Graham (depende del programa es el que más me atrae), Westbroek, un programa Haydn/Rossini y Antony & The Johnsons.

Bueno, no me parece mala la programación. Desde luego es variada en estilos, con la ausencia de gran repertorio italiano que tanto odia Mortier (vamos, de la segunda mitad del XIX, nada). Y además este año me tocan todos los primeros repartos salvo el de Lorencín, en el que, mira, es más interesante el segundo. Y de las escenificadas sólo se me cae del abono la Tristán & Isolda, que ya veré si me da la ventolera y me pillo alguna entrada marginal.

Aquí la composición de los abonos:




Ahora a ver qué precios nos ponen este año, porque cojostio con las subiditas de las narices.

Enlaces:
Opiniones indignadas S.A.

16 comentarios:

  1. Como soy muy purcelliano mapunto la Reina Indiana, a ver si se me logra. También me gustaría ver el Dido pero para una versión en concierto no sé si me merece la pena el gasto del fin de semana matritense.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto que lo de los precios como siga la progresión de los últimos tres años se va a poner imposible.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo que el Real "se convertirá" en un bar de ambiente"? ¿Acaso ahora no lo es? Y no digamos cuando se hace una barroca, aunque no solo: inenarrable el patio de butacas en Parsifal, lleno de Mortier Boys. Lo que me hace más gracia es eso que he leído por ahí de que el Brokeback "es de intereses ajenos al público madrileño", afirmación escrita por una de las principales plumas de la cosa operística española.

    Oye, Rihm es un enorme compositor y la cosa tiene mucho interés. El Dido con Currentzis y la Kermes en disco está muy bien (aunque han puesto la función un lunes). Y mi amigo Ismael Jordi hace un Nemorino estupendo. A mí la temporada me gusta. Ya veremos los resultados...

    ResponderEliminar
  4. Corregido india por indiana. Gracias, AdMi. Y sabes que me tienes para cualquier consulta teatralística matritense.

    Fernando, a mí también me gusta la temporada. A Rihm no lo conozco de nada y, en efecto, no había reparado en Jordi. Lo he escuchado varias veces y me parece muy apropiado para Nemorino.

    Jajajaja, me quedo con lo de Mortier Boys

    ResponderEliminar
  5. La temporada debe ser buena porque todos los plumillas de los superblogs nacionales de ópera la ponen a caldo. Es una pena que Kraus y Gigli o la Tebaldi hayan muerto ya. Tufillo homófobo con lo de Mortier boys. Deberían quedarse en casa oyendo discos de Village People o Barbra Streisand, no ?

    ResponderEliminar
  6. ¿Tufillo homófobo en este blog? Jajajajaja.

    Es que, Ganz, se programe lo que se programe, siempre los egocéntricos blogueros vamos a estar de uñas. Si es repertorio tradicional, se dirá que es una temporada conservadora y rancia; si hay innovaciones, que si es una provocación. Y así hasta el infinito (y más allá).

    ResponderEliminar
  7. No hay que leer mucho blogs de óperas, te lo digo yo. ;-)

    Gracias por el enlace a Tréveris.

    Si pudiera me anotaría a los dos Wagner (mi favoritos) y a los Purcell. Y a la puesta de la Bausch, claro está.

    "Dido" es una maravilla.

    ResponderEliminar
  8. Remember me but ah, forget my fate!

    ResponderEliminar
  9. En unas palabras 2013 es el centenario de los nacimientos de Verdi y Wagner ¿o no es así?, ¿esto es todo y el único verdi en versión de concierto?. Soy abonado y lo sigueré manteniendo pero jod....

    ResponderEliminar
  10. En el comienzo de tu blog dice "mi vision limitada de la opera". Nunca mejor dicho despues de leer tu discriminatorio comentario acerca de la opera de los "vaqueros mariquitas". Estamos en el siglo 21 no te parece que es hora de aceptar a todos y cada uno como son? mas alla de si amerita o no una opera este tema. Soy argentina, soy mujer, soy hetero. Te parece que hacen falta etiquetas? por favor!!!!

    ResponderEliminar
  11. Querida anónima argentina hetero: soy español, varón y homo. Lo de los vaqueros mariquitas es un toque de autohumor que, si siguieras este blog con frecuencia, habrías captado. Fallo mío, por no haberlo matizado. Pero vamos, tampoco es para ponerse así, voy a hacer introspección y aceptarme como soy.

    ResponderEliminar
  12. Tengo el abono de la ópera del Real. Hasta ahora todo bien, pero anoche asistimos a la representación de Don Giovanni. No supimos hasta acabar, que esta nueva versión ha sido abucheada desde que se ha empezado a representar. Fue un desastre de puesta en escena, tal, que las maravillosas voces de los intérpretes perdieron calidad y la orquesta (siendo la titular del Real) sonaba fatal y fuera de ritmo. Siempre disfrutamos en la ópera, hasta en las actualizaciones, porque claro que hay que innovar, pero era tan poco creíble la actuación, estaban tan malísimamente dirigidos los intérpretes, estaba tan mal puesto en escena que se lo cargaron. Fue un día realmente triste.

    ResponderEliminar
  13. Quiero decir que la música clásica -a título personal- es lo mejor que podemos escuchar; además de ser relajante es beneficiosa cuando intentamos estudiar, colaborá para una major comprensión. Los grandes compositores de antaño seguramene no alcanzaron a visualizar el gran legado que estaban aportando a la humanidad; Aprendamos a apreciar la Buena música, como lo es la música clásica.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo17/6/13 4:25

    Mis conocimientos operísticos son muy ligeros, pero me gusta bastante más esta temporada que las últimas. Creo que hay un poco de todo, que a mi entender es lo que debería haver todos los años.

    Por cierto, ¡felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  15. Dan ustedes pena, ya quisieran que el Real fuera un antro gay. Ala a petaros el caca, panda de asquerosos.

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Blog Widget by LinkWithin