miércoles, febrero 01, 2012

La crisis se ceba en el Liceo

La noticia ha saltado hoy:

Debido a recortes presupuestarios, el Liceu de Barcelona suspende actividad durante unos dos meses, aplica un ERE a su plantilla y suprime algunos espectáculos:


Se caen de la temporada de ópera Una tragedia florentina / El enano y Pelléas et Mélisande.

La Generalitat reduce la aportación un 15%, lo que sumado al 15% del año pasado, es un 30% (matemáticas). El Ministerio de Cultura, lo mismo. Y el mecenazgo ha bajado.

Para la temporada que viene se baraja reducir el número de funciones, no programar dos óperas al mismo tiempo para reducir gastos y ofrecer un abono sólo de óperas y más flexible.

Eso es algo que, como exabonado, me agrada leer, que joder ya lo reclamábamos desde hace años: los abonos con ballets y recitales añadidos lo único que hacen es subir el precio y que te plantees muy mucho el renovarlo.

El problema es que las entradas, que ya de por sí son caritas, subirán una barbaridad, ya verás.

Es una pena pero no puede ser el chorreo de dinero que había.

Esperaremos novedades.

3 comentarios:

  1. Pues vaya putada enorme. Menos mal que yo ya vi esos dos preciosos títulos de Zemlimsky en Sevilla (donde los hicieron entre la furia de los que solo quieren ver Donizettis, Verdis y Puccinis, dicho sea de paso). A ver si el Liceu recupera los papeles perdidos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ya decia yo aquello de las barbas del vecino. En el Sao Carlos de lisboa tambien han "podado" un tanto la temporada, y he leído hoy noseque del Real que si los gastos del Mortier que si lo del San Francisco se salio un poco de madre.

    ResponderEliminar
  3. El problema es que los políticos que deciden esos recortes no tienen ni la puta idea de los que es el funcionamiento de un teatro ni les importa un carajo que el público se quede sin esos títulos "impopulares". Así nos va.

    Por supuesto que hay modos de hacer producciones baratas y que no se note en el resultado final. De lo que estoy harto es de los cortes presupuestarios tabula rasa, sin matices. O con criterios miopes.

    Garrote vil para los idiotas.

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin