jueves, mayo 05, 2011

El Rey Roger en el Teatro Real de Madrid


Overbooking lírico el pasado finde. Si el sábado era la Luisa, el viernes me tocaba el Król Roger de Karol Szymanowski en el Teatro Real.
.

.

Ya comenté esta ópera cuando la vi en Barcelona hace un par de años (clic), así que me voy a hacer un AnaRosa copiar y pegar de lo que escribí entonces sobre esta ópera modificando algunas cosillas:

Król Roger es una ópera rara. No es que sea de esas imposibles de digerir, pero hay que estar pendiente, receptivo e intentar meterse dentro de la ópera para disfrutarla. Con todo lo pedante que es la palabra no hay otra que mejor defina la música del rey Roger: cromatismo.

Mil colores son los que hay en una partitura que juega con el orientalismo, que oscila entre lo tonal y lo atonal, que trae reminiscencias de Ravel, de Debussy, de Richard Strauss, y que tiene una instrumentación riquísima. Rara como ella sola, pero bella, bellísima música. Hay una grabación de Simon Rattle para EMI de hace 12 años que es una maravilla.

El trabajo de la orquesta tiene que ser conseguir envolver al público en la ópera, para que una vez dentro pueda olvidarse de las absurdas ínfulas del libretto.

Porque vamos, uno sale con la sensación de "no sé qué narices me quieren transmitir, pero me da lo mismo". Es el enfrentamiento entre la razón y la tentación, el cristianismo y el paganismo, la templanza y el hedonismo... todo machacadito con mucha tensión sexual.

Si todo esto lo aderezamos con una puesta en escena de Warlikowski decididamente dispuesta a epatar y hacerlo todo incomprensible ya tenemos el pollo formado. La verdad es que es muy de agradecer el que la puesta sea llamativa, porque lo hace todo más entretenido.


Nada más empezar se proyectan unas imágenes de Teorema de Pasolini y de Flesh, la peli de Paul Morrissey para la Factory de Warhol, con Joe Dallessandro desnudo. Gran escándalo (la peli es de 1968, ya ha habido tiempo para escandalizarse de ella, ya). Luego aparecen el rey Roger (pronúnciese róguer, no róyer), Marius Kwiecien, luciendo pectoralia.com y Roxana, que se desvisten y se visten y ya empieza el coloque. Pero bueno, casi mejor que lo veas tú mismo:
.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.
(Son imágenes de la misma producción en París. En Madrid el pastor en vez de parecer un recogechatarra es un cruce entre Alice Cooper y Mario Vaquerizo, los otros dos protagonistas son los mismos)

¿Escandaloso? ¿Polémico? ¿Alusiones a la homosexualidad? ¿Fiesta fiesta, pluma pluma gay? Pues mira, qué quieres que te diga. Tampoco veo yo mucho escándalo pero sí una serie de boutades, que culminan con la aparición de los Mickey Mouse del final. ¿Qué conclusiones se pueden sacar? Básicamente yo diría que es una comida de tarro mental del director de escena y que por la estructura cíclica (termina igual que empieza) todo tiende a ser un delirio del rey Roger producido por las drogas.


Muy buen nivel artístico a todos los niveles: Excelente Olga Pasychnik como la reina, solvente Stefan Margita como Edrisi y mucho mejor Will Hartmann como pastor que en las funciones de Barcelona. Kwiecien está que se sale en el rol principal, un gustazo. Más que bien el coro. Y la orquesta, dirigida por Paul Daniel, consiguió exprimir todo el jugo a la partitura.

Abucheos nada más terminar la obra dirigidos a la puesta y gran éxito a nivel de aplausos para cantantes, coro y orquesta, aunque breves, y es que estarte hora y media sentadito en las comodísimas butacas del Real aguantando ocurrencias cansa y en cuanto cae el telón salta el resorte del culo.



Enlaces:
Análisis y argumento de la ópera
Dossier de Krol Roger
Web del Teatro
Blog De mis pasos en la tierra
Foro Una noche en la Ópera


Karol Szymanowski
Król Roger (El Rey Roger)
Kwiecien, Pasichnyk, Hartmann, Margita, Smilek, Rappé.
Paul Daniel, Krzysztof Warlikowski
Teatro Real de Madrid, viernes 29 de abril de 2011

.

.

7 comentarios:

  1. Me diste curiosidad porque no conozco la obra. Creo que me voy a comprar la versión de Rattle si dices que es tan buena.

    Se hizo hace poco en Bonn. Parece que, tímidamente, vuleve a asomar la cabeza luego de años de no verse en los programas habituales de los teatros en Alemania. Sin conocer la obra intuyo que necesita mucho personal de a bordo, mucho solista muy bueno; quizás un poco como "La ciudad muerta" o "Lulu", muy siglo XX; quizás por esto se ve poco en las prograamciones habituales.

    Se ve que la puesta de París es CARÍSIMA.

    Estoy muy siglo XX: me acabo de comprar "Diálogos de carmelitas" en la vieja grabación con la Crespin. Veremos.

    ResponderEliminar
  2. Je, es la misma versión de Carmelitas que tengo yo.

    Yo no sé si la puesta será muy cara, tampoco es excesivamente aparatosa salvo una plataforma móvil.

    Esta ópera, si no hay buenos solistas, se queda en nada.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Gracias por lo que me toca!!! Hoy Vamos a por la quinta!

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, que a mi el Pastor me recuerda a esto:

    https://www.youtube.com/watch?v=pwAN0z2OFzA&feature=player_embedded

    ;)

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, Pan.
    Sí, o Marilyn Manson.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho esta opera.
    En el Liceu gustó muy poco y es que los solistas no estuvieron para tirar cohetes, gran decepción de la Schwanewilms, pero en buenas condiciones (grabación de Rattle) se disfruta. Otra cosa son las paridas escénicas, con lo sugerente del tema....van y se fuman unas hierbas y nadie entiende nada.

    ResponderEliminar
  7. Hola, acabo de descubrir tu blog y me encanta cómo cuentas las cosas. Me parece muy ameno, variado y divertido. Yo también tengo un blog sobre ópera (acabo de empezar) te dejo (os dejo) la dirección por si le queréis echar un vistazo: http://descubrirlaopera.blogspot.com. Gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin