viernes, abril 30, 2010

Sopor de Puritanos


Una mala noche la tiene cualquiera.
Lo de I Puritani anoche en Madrid fue de dormirse.

Vale que parto de la base de que es una ópera que a mí ni fu ni fa. Tiene tres momentos fantásticos pero el resto me suena todo igual. Del argumento ni hablamos porque es tan inane y tan dramáticamente ineficaz que da igual lo que pase. A Los Puritanos se va a escuchar y disfrutar belcanto.

Pero no. Juan Diego Flórez no tuvo su noche. El estilo, el fraseo, la interpretación, la intención estaban allí, pero la voz no. Eglise Gutiérrez tiene un timbre de esos velados y mates que sólo brillan en el forte, aparte de que agilidades, las justitas. Yo considero que los agudos no son lo más importante de esta ópera, pero están ahí. Y todos los de la pareja protagonista fueron escasos y apurados.


Mucho mejor los secundarios, en especial Nicola Uliveri como Giorgio.

La orquesta, lenta y un-da-da, muy como siguiendo a los cantantes, para luego meter de golpe un volumen que los tapaba completamente. El coro, siempre en forte.

Da rabia decirlo, pero me aburrí muchísimo. Espero que los que vayan el domingo tengan mejor suerte. Ah, ni caso a las indicaciones de tiempo del programa. Son tres horas, salimos pasadas las once.


I Puritani, de Bellini
Teatro Real de Madrid
Jueves, 29 de abril de 2010
Juan Diego Flórez, Eglise Gutiérrez, Fabio Maria Capitanucci, Nicola Uliveri, Roberto Tagliavini, Gabriella Collecchia, Mikeldi Atxalandabaso. Miquel Ortega

5 comentarios:

  1. Pos vaya putada...Una de las cosas peores es aburrirte en la opera. a nosotros nos pasó con el Rigoletto de Bros. Pero son cosas que pasan.

    ResponderEliminar
  2. Bien, esperemos un domingo mejor que el jueves que, efectivamente fue como dices.De todas formas los intérpretes son seres humanos y tienen tardes excepcionales,buenas y menos buenas. Son carreras difíciles, no de estrellitas del pop.Esperemos un día soleado y feliz.

    ResponderEliminar
  3. Infiero por la foto que fue una versión de concierto; quizás eso agregó un algo al sopor general. Es que aún con puestas en escena estáticas siempre se puede ver algo que distraiga un poco más que un montón de gente de pie, partitura en mano.

    Diré una cosa remanida: envidio la técnica y el material de J. D. Flórez, su seguridad y le deseo muchos años de carrera. Pero no es un tenor que me entusiasme. Tendría que ponerme a pensar el por qué.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo, pocas veces me he aburrido tanto en una ópera y sobre todo que estuviese mi querido Florez. Creo que no es una ópera para hacer en versión en concierto. El que me gusto mucho fue Fabio Capitanucci.
    ¿Qué tal fue todo ayer?

    ResponderEliminar
  5. Miguel, en efecto todos somos humanos, y por eso mismo empiezo mi crónica con "un mal día lo tiene cualquiera".

    por lo que leo, la función de ayer fue totalmente distinta a la del jueves.

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin