martes, enero 20, 2009

La carrera del libertino


Igor Stravinski
The Rake’s Progress
Teatro Real de Madrid, lunes 19 de enero de 2009

Toby Spence, Johan Reuter, María Bayo, Daniela Barcellona, Darren Jeffery.
Christopher Hogwood, Robert Lepage.


Muchas ganas tenía yo de asistir a este Stravinski que es una delicia musical. Es una ópera con lenguaje musical del siglo XX pero con estructora de ópera clásica, con sus recitativos, arias cavatina/cabaletta, concertantes... Me fascina. Eso sí, tiene dos escenas que se hacen eternas (la del manicomio y la de Tom y Shadow decidiendo el matrimonio con Baba) y si la orquesta no mete un poquito de tralla te puedes acabar durmiendo.

Si además te la ponen en una producción supermegaespectacular que es rompedora sin ser payasa y a la vez es respetuosa con el libreto y coherente dramáticamente, miel sobre hojuelas.


Sobre el papel, claro, porque el resultado al final ha sido un... ay, sí, vale, buena velada, pero no maravillosa.

Primero, la división de la ópera en dos partes en vez de cortar por los actos. Sí, hacer tres actos hubiera supuesto media hora más en el teatro, pero el público estaría más descansado, con más atención y no se hubiera producido la desbandada instantánea que ha dejado desierto el teatro en cuanto ha caído el telón. En el entreacto dos amigos me comentaban que no se podían concentrar en la ópera por cansancio. Un lunes, día laborable después del fin de semana y con los sonidos arrulladores stravínsquicos puede ser mortal. Menos mal que las incómodas butacas del Teatro Real y el Red Bull hicieron su trabajo conmigo.



Después, la dirección musical. No sé si Hogwood ha querido recalcar la parte más arcaica de la música de Stravinski o qué, pero ha habido momentos muy monótonos, especialmente en el segundo acto.

Tercero, las toses. Hoy ha sido insoportable. Un señor en la tercera fila de Paraíso no ha parado durante toda la segunda parte. Las toses son contagiosas y en cuanto tose una persona hay efecto dominó. Y no te creas que la gente se corta o se pone un pañuelo, no, cuanto más estentórea la tos, mejor. Horrible.



El reparto ha estado muy equilibrado. Toby Spence ha sido una maravilla de Tom, un tenor de voz no muy grande pero clara y penetrante, con agilidades, agudos y aunque el grave tenía un color distinto, era perfectamente audible. Me ha encantado.

Johan Reuter ha cumplido perfectamente como Shadow. ¿Que le faltaba un punto más de fiereza? Puede, pero le ha sabido dar el toque ladino y canalla al personaje.


Para Baba La Turca en vez de la mezzo de prestigio ya mayor con la voz cascada se ha escogido a una en plenas facultades, la Barcellona. Muy bien, se la notaba disfrutando del papel y dando rienda suelta a la expresividad sin pasarse de caricatura.

Darren Jeffery, más que correcto como Trulove y... altísimo, oye, que le sacaba una cabeza a todo el mundo (a la Bayo dos o tres) menos a la Barcellona no, que también debe de ser una torre de mujer.


Y María Bayo. Ay María Bayo. En principio tiene la voz adecuada para el papel... si lo hubiera cantado hace 10 o 15 años. Su timbre penetrante le va de perlas al rol de Anne, y ha hecho cosas muy musicales y muy bellas (el final, sobre todo, y algún concertante), pero el momento culminante, su gran aria del final del primer acto, ha sido como salvada por los pelos. Los ornamentos de la cavatina han sido pobretones, ha estado calante y el agudo final era un "venga, lo doy como puedo y me voy corriendo". No me gusta meterme con ella porque parece ser deporte nacional, pero jo, la he visto en cosas mejores. He escuchado el mp3 de la función que se retransmitió por radio, estuvo mucho mejor que anoche.



El montaje, ya he dicho, con muchas posibilidades, sorpresas y momentos conseguidísimos, como el viaje en coche, la despedida de Anne de su casa, las escenas de la piscina, el cementerio... merece la pena verlo. Está en DVD en su estreno en La Monnaie y se puede encontrar en divx hurgando por ahí.

Ah, a mí que no me digan, pero el que hacía de nadador LLEVABA RELLENO EN EL PAQUETE.


¿Comparaciones? Siempre será referencia obligada esa MARAVILLA de producción de David Hockney que se puedo ver en Madrid en el teatro de la Zarzuela (Rosa Mannon, Felicity Palmer y François LeRoux, creo recordar entre los cantantes) y que también está en vídeo con Felicity Lott, Rosalind Elias y Samuel Ramey.



No será una de mis óperas de cabecera, pero de vez en cuando es muy saludable escucharla.

En la próxima entrada, más fragmentos de esta producción, tanto en audio como en vídeo.

Mira

Blog Widget by LinkWithin