martes, enero 23, 2007

Il bel sogno di Doretta

Comparativa:

1. Kabaivanska extática y vestida de mariposa dorada
(OJO: hay que esperar 50 segundos hasta que el vídeo se pone en marcha)



2. Arteta estática y vestida de "Arriba y abajo"



3. Caballé espléndida y vestida de... Caballé

7 comentarios:

  1. Todavía estoy recuperándome del modelito de la Kaba. Ya. Pues es una comparativa curiosa, desde luego, sobre un aria que es una maravilla; dejando de lado cierta manía personal que le tengo a la Ar Teta (tengo anécdota pero es para contar en privé), hay que reconocer que lo hace bien y está colocadita y tal, le queda fino, pone el agudo en su sitio y suena refrescante. La Kaba está mucho más descolocada (vocalmente), incluso se va por los cerros de Úbeda en un par de ocasiones, y está lejos de sonar fresca y joven como pide el papel, pero tiene esa cosa teatral, carnal, que suele convencer(me). El aria es espectacular, y una buena soprano puede deslumbrar con ella; de las versiones recientes, recuerdo con agrado las de Gheorghiu (quien, a pesar de todo, me cae graciosa) y Fleming (quien, a pesar de todo, me cae como una patada en el parrús).

    ResponderEliminar
  2. Lo de la Kabaivanska más parece el sueño de Dorita... xD

    La Rondine es una ópera poco conocida, por desgracia, mi versión preferida es la de TeKanawa y Domingo de mediados de los 80, donde ambos estaban en su plenitud...

    ResponderEliminar
  3. Añado a la Caballé. Precioso recital, fácilmente descargable del emule, por cierto.

    TODOS queremos saber el diseñador del vestidazo de la Kaba.

    Yo también me quedo con la Rondine de Daikiri y Domingo, y además menuda dirección la de Maazel. Y luego la de Moffo. Kiri es más señorona, Moffo más putilla.

    ResponderEliminar
  4. Pues no es por llevar la contraria, pero la Rondine de Pappano es muy buena. Ya sé que la combinación Alagna /Gheorghiu causa malestar general en éste nuestro operático mundo, pero por aquella época cantaban como ángeles, y Pappano los llevaba muy bien. La Caballé, cuando está bien, como en lo que nos has puesto, siempre me deja hipnotizado; es una maravilla vocal. Sólo cuando cierra la boca y termina echo de menos alguna consonante que ha perdido por el camino, pero a ella se lo perdono todo.
    Y que se sepa que adoro a Daikiri, aunque yo la llame de otra manera.

    ResponderEliminar
  5. Lo de la Caballé es de escalofrío. Y no me refiero a su vestido. Lo que hacía esta señora con la voz era prodigioso. Lástima que se tenga ya tan poco respeto a si misma. Lo que sale antes de la Kabaivanska es un trozo de un ballet de Momix, en concreto el baile de las medusas.
    Y yo a Te Kanawa la llamo Te Kanawa. No comprendo la tonta manía de llamarla de otra manera

    ResponderEliminar
  6. La Te Kanawa no tiene pajolera idea de cantar Puccini y Domingo mejor en Fanciulla. Estoy con los Pappanos, infinitamente mejor.
    Lo de los vestidos cansa. ¿No es un blog de ópera? las prefiero horteras que cuando abren la boca te olvidas, las elegantísimas Artetas pal gato.

    ResponderEliminar
  7. Es mi blog de ópera, ximo, y si se habla de vestidos, pues se habla de vestidos.

    ResponderEliminar

Deja un comentario, hace ilu, hombre.

Mira

Blog Widget by LinkWithin